Teología de San Ireneo. II: Comentario al libro V del
24%
off

Teología de San Ireneo. II: Comentario al libro V del

Free delivery worldwide

Available. Dispatched from the UK in 3 business days
When will my order arrive?

Description

Tres figuras dominan el horizonte de la Patrística: San Agustín, Orígenes y San Ireneo. La producción del último, inmensamente inferior en cantidad a la de los dos primeros, parecía señalarle como el más indicado para ediciones, versiones y estudios de toda índole. No es así. Abundan artículos sobre puntos concretos, pero escasean estudios globales que se ex-tiendan con uniformidad sobre su dogmática. Es un autor difícil. Perdióse el texto original. Afortunadamente, sus antiguas versiones ofrecen garantías suficientes. Su magna obra —el llamado Adversus haereses-- arranca del estudio personal de los sectarios por Ireneo. De aparente sesgo polémico, el Adversus haereses es tal vez la obra doctrinalmente más densa de la Antigüe-dad cristiana. Al socaire de anotaciones al parecer polémicas, desarrolla multitud de temas dogmáticos, de inusitada hondura y coherencia. La dificultad reside en precisar las ideologías contrastantes. La documentación gnóstica hasta hoy conocida, aunque fragmentaria, era de un tecnicismo perfecto; mas, por su extraño lenguaje mí-tico, no invitaba al estudio con garantías de éxito. De ahí el problema del método. Análisis antes que síntesis. Atención singular a lo teológico (cristiano), sin distraerse al sincretismo. Y primero, entre los gnósticos preireneanos que se hubiesen pronunciado sobre los artículos de la fe, o sobre calificadas perícopas de Escritura, hasta apuntar siquiera una estructura sistemática elemental. Luego vendría el análisis del propio Ireneo. Estudios sobre los gnósticos los había buenos; con base literaria indirecta, no muy copiosa, técnicamente válida, pero orientados hacia el comparatismo. Trabajos sobre San Ireneo tampoco faltaban; pero autónomos, no abiertos a las ideologías heterodoxas. La biblioteca gnóstica de Nag Hammadi ha ampliado últimamente las bases literarias, con aportaciones positivas en el campo dogmático y de exégesis escrituraria. Lo que permite definir mejor las tesis combatidas por el Santo. El P. Orbe ha consagrado años al estudio de la gnosis. Basta mencionar, aparte los cinco volúmenes de sus Estudios valentinianos, los dos de Cristología gnóstica publicados por la BAC (1976). Era hora de abordar la teología de Ireneo a la luz de las contemporáneas (eclesiástica y heterodoxa) del siglo II. La obra consta de tres volúmenes, con arreglo a las partes en que se di-vide el Quinto y último Libro. Por vía de análisis, quieren restituir la Dogmática del siglo H. No son de lectura fácil. Pero introducen por caminos seguros, personales, al mundo de la primera teología.
show more

Product details

  • Hardback | 576 pages
  • 150 x 240mm | 874g
  • Spain
  • Spanish
  • 8422012774
  • 9788422012771
  • 2,908,896

Review Text

Tres figuras dominan el horizonte de la Patrística: San Agustín, Orígenes y San Ireneo. La producción del último, inmensamente inferior en cantidad a la de los dos primeros, parecía señalarle como el más indicado para ediciones, versiones y estudios de toda índole. No es así. Abundan artículos sobre puntos concretos, pero escasean estudios globales que se extiendan con uniformidad sobre su dogmática. Es un autor difícil. Perdióse el texto original. Afortunadamente, sus antiguas versiones ofrecen garantías suficientes. Su magna obra —el llamado Adversus haereses-- arranca del estudio personal de los sectarios por Ireneo. De aparente sesgo polémico, el Adversus haereses es tal vez la obra doctrinalmente más densa de la Antigüedad cristiana. Al socaire de anotaciones al parecer polémicas, desarrolla multitud de temas dogmáticos, de inusitada hondura y coherencia. La dificultad reside en precisar las ideologías contrastantes. La documentación gnóstica hasta hoy conocida, aunque fragmentaria, era de un tecnicismo perfecto; mas, por su extraño lenguaje mítico, no invitaba al estudio con garantías de éxito. De ahí el problema del método. Análisis antes que síntesis. Atención singular a lo teológico (cristiano), sin distraerse al sincretismo. Y primero, entre los gnósticos preireneanos que se hubiesen pronunciado sobre los artículos de la fe, o sobre calificadas perícopas de Escritura, hasta apuntar siquiera una estructura sistemática elemental. Luego vendría el análisis del propio Ireneo. Estudios sobre los gnósticos los había buenos; con base literaria indirecta, no muy copiosa, técnicamente válida, pero orientados hacia el comparatismo. Trabajos sobre San Ireneo tampoco faltaban; pero autónomos, no abiertos a las ideologías heterodoxas. La biblioteca gnóstica de Nag Hammadi ha ampliado últimamente las bases literarias, con aportaciones positivas en el campo dogmático y de exégesis escrituraria. Lo que permite definir mejor las tesis combatidas por el Santo.
El P. Orbe ha consagrado años al estudio de la gnosis. Basta mencionar, aparte los cinco volúmenes de sus Estudios valentinianos, los dos de Cristología gnóstica publicados por la BAC (1976). Era hora de abordar la teología de Ireneo a la luz de las contemporáneas (eclesiástica y heterodoxa) del siglo II. La obra consta de tres volúmenes, con arreglo a las partes en que se divide el Quinto y último Libro. Por vía de análisis, quieren restituir la Dogmática del siglo H. No son de lectura fácil. Pero introducen por caminos seguros, personales, al mundo de la primera teología.
show more